En Azogues se encuentra el templo de la Virgen de la Nube que se identifica con los enfermos. Luego de un milagro realizado en Quito, (según aseguran sus devotos), su fama se extendió por América. A la Virgen de la Nube, se la recuerda el 1 de Enero iniciando con la celebración de una misa campal y luego se realiza la procesión grande, las peregrinaciones que asisten es de aproximadamente 40.000 fieles de todo el país y turistas. Tambien durante Mayo se dan festejos y el 31 del mismo mes se realiza una procesión grande a partir de las 18:00 horas de la tarde. Los templos permanecen llenos los domingos de mayo y de septiembre.
En el santuario de los padres franciscanos en Azogues, es objeto de veneración de la Virgen de la Nube. La historia de esta advocación a la Virgen proviene de la colonia, cuando en Quito enfermó el obispo Sancho de Andrade y Figueroa.


La advocación de Nuestra Señora de la Nube, que debía ser muy popular en Quito, llegó a quedar un tanto olvidada con el transcurso de los años. Sin embrago un siglo después del prodigioso acontecimiento, el alcalde de la Cuidad, recuperó en 1.797 en la Notaria, la información original auténtica de la aparición y en representación del Municipio de Quito organizó, con la diferencia solamente de un año “La Fiesta del Primer Centenario de la Aparición”. La Fiesta de la Virgen de la Nube se celebra, en el Santuario levantando en su honor.

La solemnidad se celebró en Quito el propio día 30 de diciembre del año 1.797 a eso de las 10 de la mañana, en el grandioso atrio de San Francisco, delante de la portada del templo. Transcurrido otro siglo y cuando Quito había tomado nuevamente a olvidar el prodigio de 1696, el ilustrísimo y muy celoso Arzobispo de Quito, Monseñor Pedro Rafael Gonzáles y el Administrado Apostólico de Cuenca, publicaron entusiastas Cartas Pastorales, para estimular a sus respectivos fieles a celebrar dignamente la Fiesta de "Segundo Centenario de la Aparición". 

Ubicación

La Fiesta de la Virgen de la Nube se celebra, en el Santuario levantando en su honor, sobre la pequeña colina de El Calvario, ubicada al este de la ciudad de Azogues en la provincia del Cañar.

 
Vista del Santuario 3D
 

Fecha de Celebración

La Fiesta de la Virgen de la Nube se celebra el 1 de Enero de cada año. Ver Radio Santa Maria...




 

Motivo y Epoca del Acontecimiento

 

Entre las manifestaciones portentosas de la Santísima Virgen, en América, pocas hay tan auténticas, hermosas y significativas como la de Nuestra Señora de la Nube, ocurrida en Quito el 30 de Diciembre de 1696. El gran número de milagros especialmente curaciones súbitas de enfermedades desesperadas, que la Divina Madre se ha dignado realizar en favor de quienes imploran su poderoso auxilio bajo aquella tan poética y bella advocación ha hecho a ésta, célebre en el alto grado, y revela el grande tesoro de gracias que en ella se encierra para el porvenir. Otras dos circunstancias igualmente hermosas y dignas de atenta consideración han contribuido también a realzar grandemente esta advocación preciosa, y son: primero, que ella está relacionada con otras de la más remotas antigüedades y alta nombradía en la iglesia, y segundo, que esta manifestación portentosa de la Virgen Santísima en el Ecuador es como la reproducción de una grandiosa escena bíblica que es tenida, en el Viejo Testamento, como tino de los tipos más claros y expresivos de la Virgen Madre. Wikipedia bibliografía...

 

 

Descripción del Evento

Fines de 1696, hallándose gravemente enfermo en Quito el obispo, Don Sancho de Andrade y Figueroa, los médicos ordenaron que el Prelado recibiese los santos sacramentos, como efectivamente lo hizo el viernes 28 de diciembre de ese año. Los habitantes de Quito, profundamente consternados por la enfermedad de su Pastor, resolvieron entonces acudir a la oración. Era muy afamada la imagen de Nuestra Señora de Guadalupe que se veneraba en el Santuario de Guápulo.

Al día siguiente en que el Obispo recibió los postreros sacramentos, esto es el 29 de diciembre, fue traslada la venerada Efigie desde su Santuario de Guápulo hasta la Iglesia Catedral, entre numerosos fieles que con lágrimas y gemidos pedían a la Santísima Virgen la salud de su Prelado.



El Canónigo Doctoral y Vicario General de la Diócesis, D. Pedro de Zumárraga, dispuso con igual fin, se celebrase en la catedral una piadosa rogativa que incluía rezar solemnemente el Rosario y realizar una procesión.

El domingo 30 de Diciembre de 1.696, tanto por razón de la rogativa como de la costumbre últimamente indicada, salió por la

tarde, de la catedral, la procesión del Santo Rosario, a la cual concurrió multitud extraordinaria de personas, y ente ellas varias de las más distinguidas de la cuidad. Serían entre todos como quinientas personas que iban cantando las preces del Rosario, con tono pausado y grave, con el fervor que puede suponerse, dado el grande empeño de conseguir la salud del Obispo, que se hallaba a los últimos de la vida.
 

Escuchar la narración de la aparición:

Eran las cuatro y tres cuartos de la tarde cuando la procesión atravesaba la plaza de San Francisco; gran parte del piadoso concurso había desembocado ya por la calle que va hacia el templo de Santa Clara, cuando se hizo señal con la campanilla para que se arrodillasen a cantar el Gloria Patri. Haciéndolo así todos, a cuyo tiempo el sacerdote José de Ulloa y la Cadena Capellán del monasterio de la Limpia Concepción la Real de Quito, dirigiendo su vista hacia el oriente, divisó en la región media del aire, una visión maravillosa; lleno de intenso júbilo principió entonces a clamar "¡La Virgen, la Virgen" señalando con la mano el punto del cielo donde se ostentaba aquel magnífico prodigio.

Todos los concurrentes contemplaron estupefactos que flotaba en el aire una colosal imagen, muy perfecta de la Virgen Santísima, formada de una blanca y transparente nube, nevaba corona en la cabeza, en la mano derecha un ramo de azucenas a manera de cetro, y con la izquierda sostenía al Niño Jesús, hacia quien tenía dulcemente inclinado el rostro.

Terminada la procesión, las personas principales que habían intervenido en ella acudieron inmediatamente, en ese mismo día, al Vicario General de la Diócesis, a darle cuenta de lo ocurrido. El portento de la Nube fue confirmado por la curación inesperada y rápida del Obispo Andrade y Figueroa; que desde el momento preciso de la aparición comenzó a mejorarse de su enfermedad, tan felizmente que en pocos días quedó del todo sano, y vivió seis años más sin novedad alguna en su salud, hasta que falleció el día 2 de mayo de 1702. El 24 de octubre de 1965, la comunidad de los Reverendos Padres Franciscanos de Azogues por Intermedio de Monseñor Dr. Manuel de Jesús Serrano Abad, Arzobispo de Cuenca, consiguió de su Santidad Paulo VI el Decreto de Canonización de la Santísima Virgen de la Nube.

El 1 de Enero de 1967, fecha indeleble en la historia comarcana, el Reverendo Arzobispo de la capital azuaya en forma apoteósica y solemne Coronó Canónicamente a la imagen de Nuestra Señora de la Nube y a la de Niño Jesús (que lleva en sus brazos).




   

 

 

El monumento de la Virgen en Abuga. Por iniciativa del fray Franciscano, Manuel Garcia  al rededor de cinco años  se puso a “rodar” un sueño que pareceria simplemente eso, un sueño, pero la constancia del hermano nativo de nuestra comarca, y unido a los profesionales, en donde  apareció el equipo "perfecto" a pesar de los obstáculos y muchos contratiempos supo llevar la nave al puerto de la realidad. y concluir, el Monumento de la Virgen de la Nube e inaugurar en la cima de uno de los cerros guardian de Azogues el ABUGA. 

 

 

 


 


 
 

 


   


Algo importante no solo dentro del rango religioso, sino tambien en lo turístico. En todo caso la milagrosa Madre de Dios que apareció en el cielo quiteño, pero  que se quedó en el convento franciscano ubicado en el monte el calvario, desde las alturas del Abuga, seguira bendiciendo a sus hijos fieles devotos que vivimos bajo sus plantas, muy cerca de ella, y mucho  más,  para aquellos creyentes, que el destino les llevó  y viven lejos de nuestra ciudad franciscana, un aspecto importante fué aporte económico local y extranjero que fueron parte del proyecto, la comunidad ausente que a pesar de las distancias sigue aportando al crecimiento en varios aspectos sociales, culturales y otros de la ciudad de Azogues.

Desde muy temprano en el dia de su inauguración, 7 de la mañana, al rededor  de 6 mil creyentes, en larga romeria, llegaron hasta la cima del cerro, en donde  Invitados especiales de la Iglesia Católica celebraron la liturgia y la gran ceremonia de inauguración y bendición  de esta maravillosa obra, que se pudo cristalizar,  gracias a : Fray Luis Garcia, el mentalizador,  a la fundación Virgen de la NUBE, que preside el Dr. Marco Vicuña Dominguez, al asesor técnico Arq. Antonio Sacoto Gonzalez, y a los  miles y miles de devotos de diferentes confines de la Patria y del exterior. Congregación CANY, que  hicieron su importante donación, con lo cual han logrado cubrir los grandes gastos. La comunidad franciscana se ha comprometido continuar trabajando, hasta que se concluya en su  totalidad.


Entronización de la Virgen de la Nube en la ciudad de New York
 
CANY Es una agrupación que se dedica solamente a promover la fe y la devoción de la Virgen de la Nube, desde 1993, todos los diciembres se celebra la solemne misa en la Catedral de San Patricio en N.Y. En 1996, al cumplirse los 300 años de la aparición de la Virgen de la Nube en los cielos ecuatorianos, CANY realizó una misa campal en el estadio de Brooklyn y con la presencia del Cardenal del Ecuador Mons. Bernardino Echeverría. Aqui, la virgen fue coronada canónicamente y bautizada formalmente por la iglesia, con el nombre de "Madre del Ecuatoriano Ausente". En 1998, en el Desfile Mariano participaron todas las imágenes de los países de América, encabezando el defile estará la Virgen de la Nube como patrona del desfile y representante del Ecuador, además la Virgen de Alta Gracia de Rep.Dominicana, Virgen de Guadalupe de México, Virgen Inmaculada de Chile, Sr. de los Milagros de Perú y otras.





Congregación Azogues New York, con la respectiva autorización del Convento Franciscano de Azogues y el debido respaldo de la Catedral de New York, orienta, al público en general, que los grupos de devotos o  Coros Marianos que son parte de CANY, solo participan en CEREMONIAS RELIGIOSAS, no han participado, ni estarán en desfiles, ni fiestas, ni bailes, en donde se utiliza como pantalla a la VIRGEN DE LA NUBE. Además, se informa que, las limósnas que Congregación Azogues New York, ha recibido de la Segunda colecta en la Catedral, cada año, han sido enviadas directamente en cheque al Convento Franciscano de Azogues.

 

La Primera e histórica Medalla con la efigie de la Virgen de la NUBE, que se entregó, fue al Arzobispo de New York THIMOTY DOLAN, luego al Rev, P. Fausto Súarez Superior de Azogues, a Monseñor James Kelly, al Padre Hernán Paredes, entre otros, en un sencillo acto, que se cumplió en la Capilla de la Catedral antes de la Procesión. Debemos precisar, que las medallas, fue un aporte especial, del Coro de Woodside, afiliado a CANY. La Madre del Ecuatoriano Ausente”, recibe lindos y vailosos: mantos, capas. o túnicos,  que sus fieles devotos, le obsequian,  como una muestra de gratitud por los favores recibidos.
 
       
     
 
               
                        
Congregación Azogues New York, CANY y los Coros Marianos, devotos de la milagrosa Sra. de la NUBE, que históricamente en diciembre del 2003. fen un acto solemne fuera condecorada por el honorable Congreso Nacional del ECUADOR, y en el 2008 al celebrar los Quince Años de su" ENTRONIZACION" en los. EE UU, desde la Pontificia Academia Mariana, recibió la condecoración del VATICANO, sede del Santo PAPA, agradeció públicamente a todos quienes estuvieron presentes, y en especial a quienes trabajaron con tesón,  responsabilidad, y dedicación para que la "fiesta religiosa" sea sencillamente excelente.






 


Los Coros y Devotos de Corona Queens, NY

Con su peregrinacion desde el año 1992 y gracias a la colaboracion del Reverendo Monseñor Thomas Healy se viene realizando cada 1 de Enero de cada año, la misa y procesión a la Virgen de la Nube Madre del Ecuatoriano Ausente, la que se viene venerando en la iglesia Our Lady of Sorrows, ubicado en 104-11 37th Avenida. CORONA NY 11368. En la que se encuentra la imagen en un cuadro enviado por el convento Franciscano de Azogues-Ecuador en sus inicios de propagacion de la fé a la Virgen. Como tambien se ha extendido gracias a la concurrencia de los peregrinos Ecuatorianos y de otros paises de habla hispana y extranjera que veneran a la virgen en la iglesia Blessed Sacrament Church localizado en el 34-43 93rd St Jackson Heights NY 11372. De igual manera con profunda devoción asisten a la sagrada misa y procesión el 1 de Enero de cada año.

Estas congregaciones de Azogues en New York, tambien con el conocimiento y colaboracion del Convento Franciscano de Azogues y el respaldo de la comunidad y los representantes de las Iglesias locales, estan orientadas al público en general, los grupos de devotos, coros Marianos que son parte de los eventos participan en ceremonias religiosas y procesiones por las calles de la ciudad, con cantos a la virgen, flores, banderines, banda de músicos, y público presente celebran la devoción a la Virgen de la Nube y un año más de presencia Ecuatoriana en la capital del Mundo.



   





 


 Videos


Franciscanos viven con alegría la celebración de sus 100 años en Azogues

Presencia franciscana en Azogues es de alegría y acogida. 130 hermanos de la Provincia franciscana del Ecuador recorrieron las calles de la ciudad de Azogues y hombros llevaron a la imagen de la Virgen de la Nube para rememorar el ingreso de 4 frailes franciscanos que el 29 de febrero de 1912 llegaron para quedarse en la tierra Cañari e implantar la espiritualidad franciscana y la devoción a María en la Advocación de la Nube.
Las alegrías y emociones iniciaron con el arribo de los primeros hermanos de las distintas fraternidades desde la tarde del Domingo 15 del 2012. A las 11h00 del día 16 de abril, los hermanos Definidores y ex- guardianes acudieron a las sesión solemne del Municipio en donde el pabellón de la Orden franciscana fue condecorado con la mayor presea de la ciudad, la misma fue recibida por el Ministro provincial y recibió la ovación de los presentes. Las emociones continuaron cuando a las 12h30, todos los hermanos venidos de Galápagos, de Zamora, de la región Costa y de la Sierra compartieron el almuerzo fraterno. Alegría, abrazos y sonrisas se reflejaban en cada uno, "el feliz día de la fraternidad", no faltó el saludo de PAZ y BIEN.





A las 15h00 los hermanos divididos en grupos iguales se trasladaron a las entradas del norte y de la ciudad para ingresar caminando al parque de la juventud. Los aplausos de los azogueños no faltaron a lo largo de la caminata. Alas 16h30, en el Parque de la juventud fueron recibidos por el señor Obispos, Mons. Carlos Altamirano, el Alcalde de la ciudad, Eugenio Morocho, la reina de la ciudad, Karina Siguencia y un centenar de alegres ciudadanos que con aplausos, vivas y cánticos acogieron a los hermanos de San Francisco de Asís.

El Alcalde manifestó: "No podemos entender a nuestra ciudad sin la presencia de los franciscanos y por eso reciban la llave de la ciudad y ustedes son nuestros hermanos e hijos una vez más", le dijo al Ministro provincial y en él a todos los franciscanos del Ecuador.




El señor Obispo emocionado los acogió, "que alegría que inmensa alegría, ustedes llevan al mismo Cristo en la pobreza y humildad, Bienvenidos".

Luego del recibimiento, cargada en hombros por los frailes, la imagen de la Virgen de la Nube fue llevada a su santuario en medio de la alegría. Hubo bandas de pueblo, zanqueros, danzas que animaron el desfile. La presencia de la Unidad Educativa "San Diego", con su banda de paz y bastoneras animaron aún más el desfile de alegría y paz franciscana.

Al anochecer se realizó la eucaristía en el atrio del santuario, presidida por el señor Obispos y concelebrada por el Ministro y Vicario provincial; junto a ellos los hermanos ex guardianes.

Fr. Fernando Pozo rememoró en su homilía los nombres de los frailes que llegaron a la ciudad en 1912 y desde entonces la obra física realizada en el santuario, así como la obra social, educativa y pastoral que ha caracterizado. Destacó la Unidad Educativa "san Diego", la construcción del via crucis en la escalinata del santuario y el Monumento a la Virgen en el cerro a la Abuga.



El día y la noche concluyó con la NOCHE CULTURAL en donde se presentaron danzas, teatro de los hermanos formados y la participación de otros grupos apostólicos.

El encuentro fraterno continua a las 7h00 con la oración, luego la reflexión mariana para concluir a las 12h00 con la eucaristía de claúsura y la consagración a María nuestra madre.

 

Condecoración al pabellón de la Orden, en la sesión solemene del Municipio
 

Grupo de frailes que caminaron desde el norte de la ciudad
   
   

Reconocimiento por parte del alcalde de la ciudad de Azogues.


Enlaces Relacionados:

 






 Aplicaciones: